Que son DVB-T, DVB-T2 y DVB-C

Que son DVB-T, DVB-T2 y DVB-C

0 tdt
Hablamos, de DVB-T, DVB-T2 y DVB-C. ¿Sabes qué significado tienen y por qué son tan importantes a la hora de adquirir un televisor nuevo?

¿Qué significa DVB-T? Estas son las siglas de Digital Video Broadcasting – Terrestrial, o lo que es lo mismo en español, Difusión de Vídeo Digital – Terrestre, el estándar de transmisión de la televisión digital terrestre o TDT. Este estándar se encarga de transmitir audio, vídeo y otros datos mediante un flujo MPEG-2, a través de una modulación de Multiplexación por División de Frecuencia Ortogonal Codificada (COFDM).

A través de este estándar se transmiten imágenes en movimiento y con sonido (el que tiene asociado) y se hace mediante una señal digital, a través de una red de repetidores terrestres. La información viaja codificada, de modo que se puede comprimir la señal. De este modo, no hace falta un ancho de banda tan amplio. Este ofrece la posibilidad de emitir más canales, incluidos los HD (en alta definición), que ocupan un poco más que un canal estándar.

Este sistema presenta importantes ventajas respecto a la transmisión analógica. En este segundo caso, eran muy habituales los problemas, que se materializaban en zonas de sombra, ruido, nieve, imágenes dobles, baja calidad de los colores, etcétera. A través del sistema de transmisión digital, la codificación es lógica, de modo que el receptor es capaz de corregir las distorsiones generadas por las interferencias.

Es posible que cuando te enfrentaras a la primera era de la TDT, compraras un sintonizador o incluso un televisor con TDT integrado que luego se quedó obsoleto. ¿Lo recuerdas? Y es que estos no eran compatibles con la transmisión de contenido en alta definición (HD).

Pues bien, con el DVB-T2 (o TDT2, que es lo mismo) puede ocurrir algo parecido, sobre todo si a la hora de comprar tu televisor no te has fijado en que este disponga del soporte adecuado. Las emisiones de televisión digital terrestre actuales pasarán pronto al denominado DVB-T2, aunque por ahora España no tiene un plazo fijado.

El problema se desencadenará a partir de la liberación de la banda de los 700 MHz para que podamos usar el famoso 5G. Ocurrirá que aquellos modelos de televisores que no cuenten con soporte para TDT2 no tendrán acceso a la TDT. Lo que se plantea con el cambio es el paso del codec HEVC H.265 en lugar del H.264, lo que ahorrará ancho de banda. Esto dejará espacio para emitir en UHD a través de la TDT.

Con la integración de este estándar se podrán realizar emisiones en 4K con HDR Hybrid Log Gamma, lo que significa tasas de fotogramas por segundo más altas (a partir de 60fps) y sonido multicanal. Una mejora en toda regla que, a su paso, podría dejar inutilizados montones de televisores.

Puede que al adquirir tu televisor nuevo o al echar un vistazo a las características de los actuales te hayas encontrado con estas otra siglas: DVB-C. Estamos ante un tipo de receptor que puede venir integrado en el televisor y que sirve para disfrutar de emisiones por cable, sin necesidad de contar con ningún aparato adicional. Esto significa que aquellos que sintonicen canales que actualmente ofrecen este tipo de emisiones podrán verlos sin necesidad de ninguna otra tecnología complementaria.

Por si no lo sabías, este es el estándar que se usa tanto en España como en la Unión Europea para la transmisión de Televisión Digital por Cable. En este caso, el DVB-C usa una modulación QAm, que se trata de una señal mucho más consistente frente a cualquier tipo de interferencia que pueda desembocar en ruido.

En realidad, la Televisión Digital por Cable se produce gracias a la incorporación de la tecnología digital a la señal de televisión. Esta se distribuye a través de redes híbridas de fibra óptica y cable coaxial. De este modo, además de ofrecer la señal de Televisión propiamente dicha, las empresas que proporcionan el servicio también pueden ofertar servicios de telefonía fija e internet.

Lo más ventajoso de esta opción es que pasa completamente por alto las interferencias. Apenas se producen retardos. Sin embargo, la instalación y la implantación es complicada y cara, puesto que la difusión es a través de cable. Esto hace que solo tengan cobertura las redes que actualmente ya estén desplegada y que no se produzcan avances en este sentido.

Actualmente, en España hay tan solo cuatro empresas que ofrecen la transmisión a través de cable. Aunque en su momento había un total de 13 adjudicatarias. Estas cuatro, que son ONO, Vodafone, , Eustaltel, R y TeleCable son las únicas que proporcionan paquetes combinados para la transmisión de datos, la televisión digital, la radio digital, la telefonía y el acceso a Internet.

RECUERDA: CUANDO QUIERAS COMPRAR TU PRÓXIMO TELEVISOR…
Si bien las nuevas tecnologías avanzan a un ritmo trepidante y los cambios prometen no detenerse aquí, conviene que antes de tomar la decisión de comprar un televisor nuevo estés al tanto de las novedades que llegarán en cuestión de meses o años. Uno de los más importantes es, sin duda, la implantación de la DVB-T2 o TDT2, de modo que antes de adquirir un equipo nuevo, debes asegurarte de que entre la lista de características técnicas figura esta compatibilidad. De otro modo, puedes encontrarte con un televisor desfasado en muy pocos meses. Y seguro que, ante una compra tan costosa como esta, no estás como para tirar el dinero.

No hay video para esta noticia

No hay galería de fotos

No hay comentarios

Comenta la noticia:

PUBLICIDAD